Las máquinas de remo son, tal vez, uno de los mejores aliados que puedas tener dentro de tu hogar si quieres mejorar tu condición física, lo que a su vez te ayudará a mejorar otros aspectos de tu vida. ¿Quieres conocer los beneficios que te ofrece esta tipo de máquinas? Te invitamos a seguir leyendo para que los descubras.

Beneficios para tu cuerpo

Las máquinas de remo tienen varios beneficios (más info aquí), pero el primero de ellos, y el más importante, es que cualquiera puede usarla. remar es sencillo de aprender y si cuentas con un profesional que te oriente las primeras veces, en poco tiempo ya podrás lograr los fundamentos esenciales de la técnica de remo.

El gasto de calorías con esta máquina es alto, dada la cantidad de músculos que se usan, al menos un 85% de estos a nivel inferior y superior, un número mayor a cualquier otro entrenamiento cardiovascular.

Además de que se producen contracciones en los músculos, lo que producirá un trabajo completo, a niveles cardiovasculares y musculares, logrando un alto consumo calórico.

Dado que no produce un impacto en las articulaciones, reduce el riesgo de lesión. Por otra parte, las personas obesas tampoco sufrirán de este tipo de problemas, debido a que la forma en que están sus rodillas para mantener el peso será más liviana.

Por otra parte, contribuyen a la recuperación. La máquina de remo se puede usar combinándola con cualquier deporte, ya sea como elemento activo durante una rutina, junto con otros ejercicios o accesorios para entrenar, dentro de rutinas guiadas en actividades colectivas, o como un elemento pasivo, orientándose a la recuperación de los músculos, en otras palabras, una recuperación activa.

Consejos para remar correctamente

1) Al momento de agarrarla, no lo hagas con mucha fuerza, ya que si estás mucho tiempo usándola, harás que los antebrazos se cansen antes. Por lo tanto, abre un poco el agarre para que los músculos se suelten.

2) Dirige el ejercicio con las piernas, éstas son esenciales en el remo, ya que al tener una mayor fuerza que los brazos y torso, serán las que darán más potencia.

3) No hagas esfuerzo sólo con tus brazos, como se mencionó anteriormente, las piernas son las que determinan la potencia del movimiento.

4) Relaja los codos, conserva una posición y ángulo normal para que no los fuerces.

5) Encogerte en exceso no es recomendable.

6) Los pies también forman parte del ejercicio, así que debes usarlos, apoyándote y ejerciendo presión en los talones, y liberando así un poco la presión cuando tires.

Recomendaciones de compra

La primera recomendación es tener el espacio necesario dentro de nuestro hogar. Más allá de que un modelo te llame la atención más que otro, es importante que en tu casa puedas usar la máquina con comodidad y seguridad.

Por otro lado, está el precio. Los modelos de una gama más baja son los que están por debajo de los 400 euros y en comparación con los modelos más caros tienen una gran diferencia.

De igual manera es importante la cantidad de uso que le darás, ya sea para la pérdida de peso o entrenar de manera constante, ya que son máquinas que se desgastan con el uso, por lo que no es recomendable una de gama baja para los entrenamientos, así como tampoco necesitarás un modelo de gama alta para la pérdida de peso.

Si te vas a ejercitar de forma constante, vale la pena hacer una inversión más alta, ya que tendrás más calidad, resistencia y todas las partes están fabricadas para entrenamientos continuos y de mucha intensidad.

También debes tener en cuenta los niveles de resistencia. Está la de aire, una resistencia habitual en los gimnasios, por lo que a mayor intensidad el entrenamiento, más resistencia opondrá la máquina

Por otro lado está la resistencia magnética, la cual funciona por medio de frenos magnéticos, con movimientos suaves y con resistencia regulable.

Sin duda alguna, las máquinas de remo son tu mejor opción si quieres conseguir todos los beneficios, que estas pueden proporcionarte desde tu hogar.