Algunos consejos que debes seguir para protegerte

Muchas personas pasan largos meses esperando a que llegue el aclamado verano, bien sea para descansar de unas anheladas vacaciones o para irse a la playa, montaña o cualquier sitio donde puedan sentir que el sol es el protagonista. Pero como todo, a veces nos dejamos llevar por la diversión, la fiesta y el disfrute durante esta época y dejamos a un lado nuestro cuidado personal, cosa que nos puede traer consecuencias a largo plazo. Por eso queremos brindarte una serie de consejos que te pueden servir para que no dejes de disfrutar, pero a su vez cuides tu salud.

Definitivamente es un hecho que la mayoría de las personas elige la playa como principal lugar para pasar los días de verano. Y acaso ¿a quién no le gusta escuchar las olas del mar, el olor característico de la playa, la arena y el sol vibrante? Debe existir un porcentaje muy bajo de ciudadanos que no prefieran ir a la playa en verano. Pero cuando vamos a la playa durante el verano exponemos nuestra piel a los durísimos rayos solares, por eso antes que nada, es indispensable que llevemos protectores, bloqueadores, y otras cremas que puedan protegernos. Hay que recordar que estar por mucho rato bajo el inclemente sol nos puede crear insolación, quemaduras en algunas partes del cuerpo como la espalda, cara y brazos, y en casos muy extremos cáncer de piel. Pero no solo el sol es un riesgo cuando vamos a la playa, también el mar pudiese tener consecuencias negativas. Si no sabemos nadar es recomendable que no nos sumerjamos tanto al agua, e incluso sabiendo nadar, porque en algunas ocasiones la corriente del mar es muy fuerte provocando verano tras verano muertes por ahogamiento. Podemos tomar en cuenta estos consejos para los que visitan piscinas también.

La montaña es un lugar que a muchos también les fascina y eligen como destino para pasar unos cuantos días del verano. Pero la montaña más allá de su belleza natural, sus colores verdes alrededor y la variada fauna que podrás encontrar ahí, puede tener ciertos riesgos que nos pueden causar problemas. Para que no nos suceda algo malo y pongamos en riesgo nuestra salud en la montaña debemos preparar un pequeño bolso con medicinas para estar prevenidos si alguna persona llega a marearse, o le dan nauseas. Recorrer con prudencia la montaña nos asegurará no perdernos y si puedes ir con algún guía o conocer del lugar mucho mejor. Como ya decíamos, hay mucha fauna en este tipo de escenarios. Animales que pueden ser peligrosos por traer consigo veneno y usarlo como método de defensa, como alacranes, serpientes, escorpiones, por eso es aconsejable que si ves alguna criatura de este tipo no molestarlas, dado a que rara vez atacan sino le haces algo.

Pero como no todo el mundo viaja durante el verano, y eres de esos que prefieres quedarte en casa y compartir con la familia durante estos días, también te traemos algunas recomendaciones para que cuides tu salud. Lo primero que debemos mencionar es que nos aseguremos de alimentarnos bien. A muchos les gusta tomar cervezas bien frías para quitarse el calor, y se puede hacer, pero lo importante es no excederse. Llevar una dieta balanceada entre proteínas y carbohidratos nos mantendrá saludables en el verano. Y si le sumamos unas dosis de ejercicio, como trotar al menos 15 minutos diarios mucho mejor. Recordemos siempre que no importa la época del año, mantenernos sanos y saludables valdrá más que cualquier cosa.