Hasta hace apenas un mes, pocos eran los que estaban familiarizados con el término listeriosis. Este patógeno es el causante actual en Andalucía de una de las infecciones alimentarias más violentas de los últimos años. Un caso que pone de manifiesto la enorme importancia que tiene para la salud el control de calidad en los alimentos

Un control de calidad tiene como objetivo principal analizar los alimentos para que estos lleguen perfectamente sanos al consumidor. En toda cadena alimentaria es posible encontrar una serie de riesgos que, como en el caso de la listeriosis, pueden provocar problemas entre la población que consuma determinado alimento. 

La correcta manipulación de los alimentos

Un curso de manipulador de alimentos online puede ser el primer paso tanto para cocinar de forma segura como para disponer de la formación adecuada en materia de seguridad alimentaria. Sin ir más lejos, es un curso requerido de forma obligatoria para todas aquellas personas que trabajan en el sector de la hostelería o que a lo largo de su labor manipulan diferentes alimentos. La obtención de este certificado permite la manipulación de todo tipo de alimentos, incluso los que se hallan catalogados como de Alto Riesgo. 

A partir de aquí, se estima que hay cuatro claves fundamentales a la hora de manipular correctamente los alimentos: 

  • Hacerlo con las manos bien limpias y lavar bien las tablas de cortar, platos, utensilios y encimeras
  • Separar en el carro de la compra los alimentos de riesgo, especialmente aquellos que contengan lácteos, del resto
  • Cocinar los alimentos a la temperatura correcta y adecuada
  • Enfriar y/o refrigerar los alimentos de la forma más rápida posible

Los controles de calidad son muy estrictos también para los productos ecológicos y artesanales que son precisamente tendencia ahora y se hallan entre los alimentos más sanos. 

La tienda de productos Gourmet Ecologicos Pro Manchegos cuenta con algunos de los mejores productos del sector, a una calidad y un precio únicos. Una tienda especializada en la venta de productos gourmet de la Mancha y sin aditivos químicos

La tienda Gourmet Pro Manchegos además, ofrece a sus clientes un sistema de puntos de fidelización para realizar sucesivas compras a precios más económicos, pone los productos en la mesa de sus clientes en 24h y les permite hacer un seguimiento real de su envío.

Los productos ecológicos y artesanales son más saludables, aseguran siempre la máxima calidad, garantizan el respeto a los animales y, por lo general, tienen un mejor sabor. Son solo algunas de las ventajas que posee el hecho de comprar este tipo de alimentos. 

El control de calidad de los alimentos y las bebidas

El proceso del control de los alimentos tiene una serie de fases que resultan fundamentales: 

  • Posicionamiento de los alimentos en las líneas de producción
  • Identificación de los alimentos para separar y clasificar distintos tipos de comida de un mismo sector
  • Verificación de los ensamblajes y productos ya empaquetados
  • Medir todos los productos 
  • Detectar aquellos alimentos que presenten defectos y que no sean aptos para el comercio y el consumo

Un jamón ibérico, por ejemplo, es uno de los productos que pasa una serie de controles de calidad a lo largo de su proceso de elaboración. Si nos estamos preguntando donde comprar jamón de bellota deshuesado, esta es sin duda la mejor opción. 

No solo por su excelente relación calidad-precio, sino también precisamente por ser un producto certificado, lo que garantiza al consumidor que se trata de un jamón de pura raza ibérica, y con un control estricto en su alimentación natural.

Las bebidas, por su parte, también requieren de un proceso de control de calidad para su comercio y su consumo.Éste  se basa en el monitoreo de la producción y en la comprobación tanto de la propia bebida como de los envases que van a contenerla.. 

Las pruebas que se llevan a cabo son microbiológicas, químicas, radiológicas y aquellas destinadas a identificar pesticidas, metales pesados y otros contaminantes. 

Sin ir más lejos, todas las fábricas de bebidas alcohólicas deben disponer de un laboratorio para el control rutinario tanto de la materia primera como del proceso del producto, la bebida en sí y el envase. A todo esto, no hace falta recordar la importancia en el control del consumo que los usuarios deben hacer de este tipo de bebidas. 

Un control en el que bien se podría incluir la compra de un alcoholimetro. Un aparato digital, portátil y fácil de usar que viene con una pantalla led para ver los resultados más cómodamente. 

Los precios de los alcoholímetros se sitúan entre los 9 y los 200 euros, aunque lo ideal es contar con uno que esté homologado para disfrutar de unos resultados mucho más precisos. 

Un alcoholímetro es, sin duda, un producto más que interesante para controlar el uso de vehículos frente al alcohol. 

En definitiva, el control de calidad en los alimentos es un análisis de enorme importancia para los consumidores. Estamos viendo en las últimas semanas con el episodio de listeriosis en Andalucía de la necesidad de llevar a cabo estos procesos de la forma más exhaustiva posible y con el mayor rigor. 

De lo contrario, puede darse el caso de encontrarnos con problemas de seguridad y sanidad alimentaria en la población que, en algunos casos, podrían derivar en situaciones graves.