Aunque no todos le dediquemos el tiempo o el esfuerzo necesario, todos queremos tener un cuerpo fuerte y atlético. Las razones para esto pueden ser amplias y variadas, bien se trate de querer tener un aspecto formidable o de buscar el bienestar físico que un cuerpo bien cuidado nos otorga.

Independientemente del motivo, a todos nos alegraría despertarnos un día y tener un cuerpo fornido y capaz de correr varios kilómetros sin apenas cansarnos. Pero aunque esto es una imposibilidad física, tener los conocimientos adecuados sobre el funcionamiento de nuestro cuerpo, y sobre aquellos ejercicios que más lo fortalecen y definen, puede ser una herramienta de utilidad incomparable a la hora de mejorarnos a nosotros mismos.

Siempre con la idea en mente de que para fortalecernos tenemos que esforzarnos, vamos a hablar de las proteínas y sus efectos en nuestros músculos y tejidos. También vamos a hablar de aquellos ejercicios que mejoran más nuestro sistema cardiovascular, dado que ésta es otra parte esencial de tener un cuerpo atlético y sano.

Proteínas

Lo básico y lo que todos sabemos es que cuanta mayor energía gastada, un mayor consumo de ésta será necesario si buscamos un aumento de nuestro peso.

Las proteínas funcionan un poco diferente, y si buscamos informarnos en profundidad sobre suplementos relacionados con proteínas, picoteo sano o alimentación en general, podemos visitar www.myfitbody.es .


Las proteínas son largas cadenas de aminoácidos, y de ellas están formados nuestros músculos, mayormente. Cuando hacemos ejercicio, las fibras de nuestros músculos se rompen, y para fortalecerlos y repararlos es necesario tener una buena entrada de proteína en nuestro sistema, aproximadamente 2,2 gramos de ésta por kilogramo de peso y por día. Estas proteínas las podemos adquirir en nuestra dieta o mediante suplementos.

Esto les permite a los músculos reconstruir el tejido que se ha ido rompiendo a la vez que aumenta el volumen muscular. En el caso de que no estemos consumiendo la cantidad de proteína que consideramos necesaria para nuestra rutina de ejercicio, siempre podremos acceder a un suplemento de proteínas en forma de barrita o mediante un batido de proteínas.

Cardio

Si en lugar de aumentar nuestra musculatura lo que buscamos es aumentar nuestra capacidad pulmonar y tener un mejor control de nuestras pulsaciones, puede que nos interese adquirir cintas de correr.

Estas máquinas nos ofrecen la maravillosa posibilidad de realizar ejercicio aeróbico desde la comodidad de nuestras casas. El ejercicio aeróbico, como ya sabremos, es aquel que tiene una intensidad media o baja pero una duración muy prolongada, forzando a nuestro organismo a quemar grasas e hidratos para obtener energía, requiriendo mucho oxígeno. Esto entrena a nuestro organismo para ser capaz de reunir más oxígeno en un período menor de tiempo.

Otro deporte que también nos permite mejorar este mismo aspecto de nuestro físico sería la natación, que ha ganado muchísima popularidad en los últimos años con la aparición de cascos sumergibles baratos y asequibles. Estos cascos, que podemos encontrar en https://auricularesbluetooth.pro/para-nadar/, nos permite mantener nuestro ritmo durante mucho más tiempo sin aburrirnos, dado que podemos escuchar nuestra música bajo el agua.

Durante mucho tiempo, la gente ha tenido esta queja con la natación porque, como ya hemos mencionado, el ejercicio aeróbico es de larga duración, y esto implica que nuestros cerebros se suelen acabar concentrando en nuestro entorno o en otros estímulos externos por puro aburrimiento. Para tener algo en lo que concentrarse, mucha gente optaba por llevar auriculares mientras corrían, pero esto era una imposibilidad en el medio acuático hasta hace poco. 

Hay varios estudios que demuestran el poder de la música en nuestro estado de ánimo a nivel neurológico, y ahora seremos capaces de aprovechar este poder durante nuestros propios ejercicios físicos, ya sean éstos haciendo pesas para mejorar nuestra musculatura, haciendo cardio en una cinta de correr o ejercitando todo nuestro cuerpo mediante la natación.