¿Cada cuánto tiempo debemos visitar a nuestro dentista?

Tener especial cuidado en todo lo referente a la salud bucodental será el punto de partida para tener un estado de salud general óptimo. Tener un control cada año, aún mejor si es cada seis meses, es fundamental para evitar enfermedades y molestias  

Así como es importante cuidar de la salud, cumpliendo una dieta equilibrada y realizando ejercicios diariamente, también es imprescindible mantener unos adecuados hábitos para tener una excelente salud bucal, ya que la boca es el reflejo de la condición que tiene todo nuestro cuerpo.

En los casos de que el estado de salud bucodental sea normal, sin patología ni afección, la recomendación es acudir al dentista al menos una vez al año, o cada seis meses. Sin embargo, la realidad es que no existe una fórmula única sobre cuando se debe ir al dentista, ya que eso va a depender de muchos factores y de las circunstancias personales de cada persona, por lo que esto obedecerá a cada caso en particular.

En el caso de personas que padecen enfermedades orales como la periodontitis, gingivitis o halitosis, entre otras, o con problemas de salud general como la diabetes, las visitas al dentista deben ser estrictamente cada seis meses, o incluso en períodos más cortos, ya que se requerirá hacer un control más completo para atacar el problema bucal que se padezca.

Igual sucede con los fumadores, quienes no cuidan su alimentación, los que han padecido  frecuentemente de caries, enfermedades crónicas y las embarazadas. En todos estos casos se debe elevar el cuidado dental para evitar complicaciones.

Más vale prevenir que lamentar

Y como reza el famoso dicho “más vale prevenir que lamentar”, en este caso para prevenir las enfermedades bucodentales será necesario acudir al dentista para tener un diagnóstico sobre cómo se encuentran nuestros dientes y nuestra salud bucal en general, por lo que habrá que cambiar esa mentalidad de ir al dentista sólo cuando se sienta alguna molestia o dolor intenso.

Si se recurre a un dentista en Sevilla, seguro que además de proporcionar una atención de calidad, le enseñará al paciente las técnicas de cepillado para lograr  mantener dientes y encías más saludables por más tiempo y para que disminuyan los riesgos de sufrir enfermedades que provoquen una disminución de nuestra calidad de vida.

Para llevar a cabo este tipo de consultas se encuentran excelentes clínicas dentales, las cuales cuentan con las más modernas instalaciones y con profesionales formados en las últimas técnicas odontológicas para realizar todo tipo de tratamientos, tales como ortodoncias, cirugías, implantes y blanqueamientos dentales, entre muchos otros, a los mejores precios y para toda la familia.

Se debe recordar que acudir periódicamente al dentista ahorra tiempo y dinero, en vista de que con un diagnóstico a tiempo se pueden evitar enfermedades graves o problemas de salud en el futuro.

Consejos para tener una buena salud bucal

En vista de que una buena salud bucal incide en la salud en general, hay que tener en cuenta varios consejos para evitar tener complicaciones futuras. En este caso, lo primordial es cepillarse tres veces al día, durante unos tres minutos cada vez. Y para lograr un buen cepillado, los dentistas aseguran que deben realizarse movimientos circulares suaves y cortos, que deben incluir en el cepillado la lengua y las encías.

Y como el cepillo no llega a todas partes, se debe complementar el mismo con la utilización de hilos dentales, ya que éstos pueden utilizarse una vez al día. También es importante cambiar el cepillo dental cada tres o cuatro meses.

Para una eficaz limpieza bucal se requiere de la utilización de dentífricos, preferiblemente que contengan  flúor, en vista de que ayudan a fortalecer los dientes y evitan la aparición de caries.

Cumplir una dieta sana también ayuda a tener, además de una buena salud general, una boca más saludable. Los dentistas aconsejan que en la dieta se incluya el consumo de melón, sardinas, sandías y tomates, los cuales proporcionan una excelente hidratación para los dientes.